Buscar este blog

Cargando...

viernes, 13 de febrero de 2015

Investigadores encuentran una estrecha relación entre el fracaso escolar y el trastorno específico del lenguaje (TEL)


El Grupo de Investigación en Cognición y Lenguaje (GRECIL), formado por investigadores de la UOC y la UB ha detectado una importante relación entre los niños que sufren el trastorno específico de lenguaje (TEL) y el fracaso escolar

Esta conclusión se extrae de los datos obtenidos una vez finalizada la segunda fase de una amplia investigación que integra diferentes estudios sobre el TEL que, entre otros aspectos, ha concluido que el 75 % de los niños con este trastorno presentan un bajo rendimiento académico –han repetido curso, reciben una educación especial o tienen el currículum adaptado o plan individualizado– y el 95 % reciben algún tipo de atención relacionada con la lengua.

A pesar de que el objetivo de la investigación no era analizar la relación con el fracaso escolar, los datos sobre el rendimiento académico han permitido a los investigadores obtener una información desconocida en España, puesto que no hay ningún estudio similar. Actualmente, el fracaso escolar en nuestro país se sitúa en un 14 % en la enseñanza primaria. 

En este sentido, la investigación apunta a que las dificultades y los trastornos del aprendizaje son una de las causas principales de este fracaso.

En el conjunto de la investigación han participado 452 niños, 64 de ellos con TEL. El resto no tenían este trastorno, para poder así observar también la adquisición típica del lenguaje. Las edades de los participantes –catalanes y valencianos– oscilan entre los 4 y los 12 años, a pesar de que la mayoría tienen entre 6 y 8 años. La primera fase de la investigación empezó en 2009 y está previsto tener los resultados definitivos a finales del 2015.

martes, 3 de febrero de 2015

Los perjuicios y beneficios del lenguaje infantilizado



 

Por qué los padres usamos otro tono cuando hablamos con bebés

¿Conoce ese tonillo agudo y tontorrón con que los padres con frecuencia hablan a sus bebés? 

Los investigadores del lenguaje lo llaman «dialecto mamá» o «lenguaje infantilizado» y, según la doctora Jenn Berman, autora del libro «Superbebé» (Everest) «verdaderamente ayuda a que los niños desarrollen el lenguaje en los primeros años». «Esta forma de hablar se ha observado en muchas culturas y países diferentes, y a los bebés les encanta".

Los estudios demuestran además que los pequeños expuestos a este modo de hablar tienen un vocabulario más amplio y más precisión gramatical», asegura. Berman diferencia, además, entre el «dialecto mamá», y el «habla infantilizada»: «No emplee habla infantilizada cursi. Su trabajo como padre consiste en modelar un habla correcta, no en decir guaguau o pío pío. ... "

Tampoco tiene que ser formal (y es importante divertirse), pero usar habla infantilizada puede dar a su hijo una información equivocada del lenguaje. A diferencia del habla infantilizada, el dialecto mamá no refuerza ese habla incorrecta, porque emplea las palabras correctas, perro y pájaro.

Según esta obra, hay varias razones por las que se cree que el «dialecto mamá» es beneficioso
—Capta la atención del niño porque el tono, inflexión y aatención que lo acompañan dicen: «esta conversación es para ti».
—Al niño le resulta fácil seguir este habla de ritmo lento, debido a que los bebés procesan la informción auditiva dos veces más despacio que los adultos.
—Revela sus emociones al hablar, lo que ayuda a conectar y a aumentar su interés por lo que usted dice.
—Tiende a ser alto y directo, lo que ayuda al pequeño a separar lo que usted está diciendo de otros sonidos de fondo; esto resulta especialmente útil, ya que el oído de los pequeños es mucho menos sensible que el del adulto.
—El timbre se encuentra en el rango de frecuencia al que el bebé es más sensible.
—Sus pronunciaciones exageradas ayudan al bebé a distinguir sonidos y voces.

Eso sí, advierte Berman, los expertos recomiendan reducir este tipo de charla cuando el niño tenga de 18 meses a dos años y medio de edad. «A esa edad llega la explosión del vocabulario, y es cuando el tema comienza a ser interesante», concluye esta experta.


lunes, 19 de enero de 2015

INSOMNIO INFANTIL POR HÁBITOS INCORRECTOS

 

Son numerosas las consultas de padres y madres en relación a cómo actuar con los niños y niñas cuando no duermen por la noche. Nos comentan que no son noches esporádicas, en ocasiones, es un hábito que no han conseguido en 24 meses de vida, aproximadamente. 

Para este tema lo más aconsejable es ponerse en manos de un experto que nos ayude a evaluar el problema y nos asesore en consecuencia. Nosotros desde aquí os proponemos las orientaciones del Dr. Estivill (clínica del Sueño) una autoridad mundial en el tema.

El Dr Stivill señala al insomnio como el trastorno de sueño infantil mas frecuente. Puede afectar desde lactantes de 6 meses a niños de 5 años. Lo mas común es que los padres expliquen que el niño "nunca" ha dormido bien y que desde el primer día los despertares nocturnos han sido muy frecuentes. Mas raramente refieren periodos de normalidad y después de un estimulo externo, enfermedad, permanencia en casa de abuelos o familiares, aparece la problemática citada.

El fenómeno clínico que caracteriza a este tipo de insomnio es la dificultad para que el niño inicie el sueño solo y los frecuentes despertares durante la noche. Suelen interrumpir su sueño de 5 a 15 veces y les es imposible volver a conciliarlo de forma espontanea y sin ayuda. Al observarlos durante sus periodos de sueño, se tiene la sensación de que están "vigilando" continuamente. Como ya hemos dicho anteriormente los padres suelen probar todos los métodos existentes para lograr dormirlos con escaso éxito.


A medida que el niño va creciendo y adquiriendo vocabulario se van complicando los momentos de iniciar el sueño ya que es el niño el que dicta las "normas" que deben seguir los padres para hacerlo dormir. El niño pide que le canten, quiere agua, dormir con los padres, dormir frente la TV etc. Nada de ello favorecerá las correctas rutinas de los hábitos del sueño y ni mucho menos solucionará el problema.

La causa que origina este problema es la deficiente adquisición del habito del sueño es decir existe una distorsión y desestructuración por asociaciones inadecuadas que el niño hace con su sueño, normalmente debidos a los múltiples cambios que realizan los padres para intentar que el niño se duerma.


Los fármacos que provocan sueño no tienen ningún efecto beneficioso en esta patología. Los pediatras recurren a ellos normalmente por presión de los padres. Normalmente la mayoría de los niños no notan ninguna mejoría en su facilidad para conciliar el sueño. Algunos presentan un ligero sopor que ayuda a "atontarlos" ligeramente pero no curan la alteración.
 

Los niños que padecen este insomnio son niños totalmente normales desde el punto de vista físico y psíquico. Normalmente el problema no existe porque el niño esté mimado, ni porque tenga un déficit psicológico, sino que existe una deficiente adquisición del habito del sueño.


viernes, 9 de enero de 2015

Guía para aprender a ser buenos padres en 2015

El Ministerio de Sanidad presenta una hoja de ruta para ejercer mejor las competencias parentales


Ser padre no es solo llevar a los hijos al colegio y alimentarles. Es ejercer un papel crucial a la hora de transmitir los valores y actitudes que todo niño necesita para desenvolverse bien en la sociedad. Y ese nuevo estilo parental requiere de nuevas habilidades y de formación. Conscientes de esto, el Ministerio de Sanidad, en colaboración con la Fundación La Caixa, acaban de presentar la Guía de Parentalidad Positiva, un compendio de pautas y protocolos para ayudar a padres y a profesionales a fomentar sus competencias para crear un clima de convivencia familiar positivo.

Ambos organismos han seguido las recomendaciones del Consejo de Europa que, ya en 2006, consciente de la importancia de la institución familiar, instó a las instituciones públicas a promover y fomentar las nuevas responsabilidades parentales. De hecho este documento está basado en el informe del Consejo de Europa «Parenting in contemporary Europe: a positive aproach», publicado en aquel entonces. «Sabemos que algunas conductas de los padres son muy positivas para los hijos. Ellos, al igual que los adultos, cooperan mejor con personas que les tratan con amabilidad, respeto, comprensión y reconocimiento», indican desde esta entidad internacional.

 

El objetivo

El cambio (y la ayuda) son necesarios: Los niños de hoy viven en un mundo diferente al que crecieron sus padres, y esto conlleva a reconsiderar la educación de sus hijos y, en algunos casos, aprender de nuevo a educarles. «Se trata de ser padres en el interés superior del niño», resumen. Esto, que se ha venido a llamar «parentalidad positiva» significa, según el Comité de Ministros de los Estados Miembros, que «la principal preocupación de los padres debe ser el bienestar y el desarrollo saludable del niño, a los que deben educar de forma que puedan desarrollarse lo mejor posible en el hogar, en el colegio, con los amigos y en la comunidad. Los niños lo hacen todo mejor cuando sus padres se muestran cariñosos y comprensivos, pasan tiempo con ellos, conocen su vida y comprenden su conducta, además de animarles a comunicarse abiertamente con ellos», resumen desde este organismo.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Los primeros 70 meses de vida son esenciales para potenciar el talento


Antiguos alumnos de la UPO diseñan una aplicación, dirigida a padres, para la estimulación precoz de niños de entre 0 y 6 años de edad


La iniciativa ayuda a que los padres tomen protagonismo en el desarrollo de las capacidades de su hijo. 

«Cien mil millones de neuronas interconectan en los primeros setenta meses de vida, por eso esta primera etapa es decisiva para la trayectoria futura de una persona; la pena es que la gran mayoría de padres no son conscientes de ello». De esta manera justifica Juan Bardallo Domínguez, médico y máster en Neurociencias Cognitivas por la Universidad Pablo de Olavide (UPO), la importancia de la estimulación precoz y de la atención temprana en los niños con objeto de desarrollar su talento.

Con tal finalidad, un equipo de expertos en Biotecnología, Informática y Ciencias de la Actividad Física formados en la UPO han puesto en marcha un singular proyecto para ayudar, precisamente, a que sean los propios padres y madres quienes tomen el protagonismo de las capacidades de sus hijos. Así, y en colaboración con un grupo de psicólogos, documentalistas, traductores y publicistas, han diseñado un método de estimulación precoz online. Se trata de la aplicación PH-PRO (Proyecto para el Potencial Humano), un portal móvil que pretende ofrecer y facilitar los recursos necesarios para desarrollar al máximo el potencial de los niños con edades comprendidas entre los 0 y 6 años de edad.